Terapia Familiar

1-EL ABORDAJE DESDE LA TERAPIA SISTÉMICA FAMILIAR

No en pocas ocasiones los síntomas psicológicos de un miembro de la familia son consecuencia de situaciones familiares que crean comportamientos disfuncionales.

La terapia familiar propone una aproximación sistémica. Lo que significa que con el compromiso de todos los miembros de la familia las cosas pueden cambiar para una mejor calidad de vida y bienestar de todos.

A veces los síntomas de los niños tienen que ver con dinámicas familiares que han de ser revisadas y actualizadas con la ayuda del terapeuta.

El abordaje clásico de la terapia familiar implica a los miembros de la familia que forman parte la situación que requiere cambios. (Padres e hijos, por ejemplo).

Procedimiento:

Un total de 3 visitas de orientación diagnóstica (1 visita a la semana)

1a. visita deben asistir los padres o quien haga la demanda.

2a visita segunda,  si hay un hijo con síntomas o trastornos de comportamiento es importante su asistencia con los padres y hermanos.

3a visita. se acordará con los miembros de la familia que se crean pertinentes después de las dos sesiones de evaluación.

A partir de la 4 visita los encuentros son cada 15 días y se decide la conveniencia de hacer las sesiones con uno o varios miembros de la familia.

A los 3 meses se hace una valoración de los logros conseguidos y de la necesidad de continuar o hacer un seguimiento mensual o bimensual hasta que se haya logrado la estabilización deseada por la familia.

 

2- LAS CONSTELACIONES FAMILIARES COMO UN ABORDAJE COMPLEMENTARIO

Para las familias que así lo deseen, existe la posibilidad paralelo al proceso de terapia clásica, integrar alguna sesión grupal de constelaciones familiares, que ayudará a ampliar perspectivas y a integrar aspectos menos obvios que están influyendo de manera incosciente en la problemática familiar.

 

web by Red Sphere